Casual woman with laptop

Liderar en femenino, una oportunidad en la gestión de la crisis

2 min

Nos enfrentamos al reto global de una crisis provocada por el COVID-19 y Nueva Zelanda, Islandia, Finlandia, Taiwán, Alemania y Dinamarca han marcado una diferencia en esta gestión. Estos países, más allá de sus particularidades, tienen un evidente punto en común, sus líderes, son mujeres. Por otro lado, menos del 7% de líderes políticos a nivel global son mujeres y en 2019, sólo un 5% ocupaban posiciones de CEO en el mundo de la empresa.

¿Estos datos nos deberían alentar o nos desaniman? Seguramente no existe una única respuesta, particularmente pienso que estas líderes deberían inspirarnos a seguir promoviendo acciones para aprovechar la diversidad de talentos e impulsarnos a crear más oportunidades de contribución del liderazgo femenino en la sociedad. Los retos con los que muchas mujeres deben lidiar para llegar a posiciones de liderazgo y hacer posible su proyecto profesional ayudan a potenciar su resiliencia y desarrollar habilidades complementarias al liderazgo masculino en la gestión de las crisis. Ahora bien, ¿somos conscientes de cómo dar espacio a estas capacidades diferenciales? ¿Cuáles son las palancas clave para el cambio?

Lee Hecht Harrison (LHH) en su estudio global “Elevating Women in Leadership”, ha explorado lo que funciona y lo que se debería mejorar para lograr un mayor impacto en las organizaciones a la hora de crear lugares de trabajo inclusivos que comprendan la necesidad del liderazgo femenino. En este sentido, esta investigación concluye en que las compañías que reflejaron un progreso real se diferenciaron por abordar tres dimensiones: medidas organizacionales, una cultura claramente inclusiva y comportamientos individuales. En este último punto, pudo evidenciarse que mujeres que logran avanzar con éxito hacia sus objetivos tienen un plan de carrera claro y compartido, abogan por sí mismas, influencian de forma ascendente, muestran confianza y poseen una potente red de contactos.

Las conclusiones del informe de LHH nos orientan para avanzar en el camino por recorrer en el mundo de la empresa, y ahora más que nunca, estas empresas deben ser ágiles para responder al peligro de la crisis sanitaria y económica, en que nos ha sumergido esta pandemia. Con lo cual, la pregunta es ¿qué estamos dispuestos a aprender y a desaprender a nivel individual y colectivo para aprovechar las buenas prácticas del liderazgo femenino?

Si bien no existe una fórmula única de liderazgo femenino, la firmeza en la toma de decisiones y al mismo tiempo, la empatía por los más vulnerables está entre las características de presidentas y primeras ministras que se han enfrentado al COVID-19 para proteger a su población. Han destacado por su previsión y rapidez en la aplicación de medidas de confinamiento, junto a estrategias de comunicación innovadoras. En Finlandia, Sanna Marin, se ha apoyado en los influencers de las redes sociales. Y la primera ministra danesa, ha realizado ruedas de prensa para niños. Están a la escucha y saben que han de rendir cuentas.

Habitamos un planeta en donde lo único permanente es el cambio, y en este contexto, las Organizaciones necesitan evolucionar hacia prácticas más inclusivas, que integren la pluralidad de talentos y logren beneficiarse de la diversidad que aporta el liderazgo femenino en los procesos de transformación.

 

Ana Mariani.

 Talent Development Manager LHH

Te ayudaremos a encontrar un nuevo trabajo o un nueva carrera profesional de forma rápida.
 
Ya ayudamos a más de 30.000.000 personas en todo el mundo a encontrar un trabajo nuevo. Contamos con miles de empleos relacionados con tu industria, conexiones con más de 7,000 empleadores y selectores de personal, y más de 3,000 expertos en capacitación profesional: disponemos de todo lo que necesitas para encontrar un trabajo o una carrera profesional nuevos que te encantarán.

Regístrate para comenzar Regístrate con una identificación

Inicia sesión en Career Resource Network® aquí.