5 cosas que hay que tener en cuenta al considerar un nuevo empleador

Una entrevista es una calle de doble sentido. Mientras que la mayoría de la gente se centra en intentar decir lo correcto e impresionar al entrevistador, el entrevistador también necesita impresionarte a ti.

Servicios
LHH puede ayudarte con tu carrera profesional

Déjanos ayudarte a encontrar tu próxima gran oportunidad.

Contáctanos

Buenas noticias, buscadores de empleo. Estamos en un mercado de vendedores.

Gracias al bajo nivel de desempleo y al aumento de las ofertas de empleo, no solo no tienes que lanzarte a la primera oferta que te llegue, sino que puedes ser incluso más exigente.

La Oficina de Estadísticas Laborales informó recientemente que el número de puestos de trabajo vacantes en Estados Unidos se mantiene en niveles históricamente altos, con 7,1 millones de puestos vacantes a finales de febrero. De hecho, en la actualidad hay más puestos de trabajo por cubrir que desempleados para hacerlo.

La escasez de talento está obligando a las empresas a replantearse sus prácticas de contratación, haciendo mayor hincapié en las habilidades y comportamientos que pueden hacer que tú seas el «candidato» adecuado, incluso si no te ajustas perfectamente a los requisitos de experiencia. El proceso de revisión sigue siendo estricto, pero los solicitantes de empleo tendrán una nueva ventaja en el proceso de contratación si son capaces de hacer que su currículum sea más atractivo, destacando los puntos fuertes que trascienden prácticamente todos los puestos, como, por ejemplo, las habilidades de comunicación y redacción, el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la creatividad, la gestión del tiempo, así como la capacidad de adaptación, la colaboración y mostrar una actitud positiva.

Es el momento de buscar un puesto que se adapte bien a ti en la actualidad y que también tenga potencial a largo plazo.

Una entrevista es una calle de doble sentido. Mientras que la mayoría de la gente se centra en intentar decir lo correcto e impresionar al entrevistador, el entrevistador también necesita impresionarte a ti.

Aquí te mostramos cinco cosas que debes buscar en un nuevo empleador: 

Cultura.
¿Estás de acuerdo con los valores y creencias fundamentales de la empresa? Se trata de encontrar un trabajo cuyos valores encajen con los tuyos. ¿La misión y los valores fundamentales de la empresa coinciden con los tuyos? Esto debería ser un factor determinante a la hora de seleccionar un posible empleador.

Oportunidad. ¿Ofrece la organización oportunidades de aprendizaje, desarrollo y crecimiento profesional? No tengas reparo en preguntar qué tipo de trayectoria profesional cabe esperar para una persona de alto rendimiento con tu formación. Si hay opciones interesantes, una vez que hayas comenzado y te hayas establecido, puede que hayas encontrado tu nuevo hogar.

Personal. ¿Con quién vas a trabajar? ¿Trabaja el director general u otros ejecutivos de alto nivel con el personal en tu posible puesto? Cuanto más cercanos estén, más oportunidades tendrás de impresionarles y ascender en el escalafón.

Estabilidad. Infórmate sobre los resultados de la empresa. No hay nada peor que conseguir un puesto de trabajo solo para ser la primera persona a quien despiden si los resultados financieros de la empresa empeoran. Antes de aceptar cualquier oferta, infórmate sobre los resultados financieros de la empresa. ¿Es una empresa rentable? ¿Es líder del mercado o aspirante? ¿Tendrá la empresa el potencial de crecimiento y la rentabilidad necesaria para poder ofrecerle oportunidades interesantes a largo plazo?

Conciliación de la vida laboral y familiar. ¿Se trata de una empresa que ofrece flexibilidad? Algunos puestos de trabajo siguen requiriendo estar en el despacho durante las horas de oficina, pero cada vez hay más oportunidades de trabajar de formas diferentes, como, por ejemplo, utilizar un espacio de oficina compartida, videoconferencias, trabajo a distancia o trabajo en equipos virtuales.

Si bien algunas empresas hacen saltar las alarmas sobre la escasez de talento y habilidades, las empresas más inteligentes buscan contratar de manera diferente, adaptando y ajustando los requisitos, y contratando a personas con talento que puedan desarrollar. Por ello, solicita puestos de trabajo en los que no tengan una combinación exacta de experiencia y habilidades, y destaca esas aptitudes «interpersonales» que tanto valoran las empresas. 

Compartir este artículo

Descubre cómo puede ayudarte LHH con tu carrera profesional.

Podemos ayudarte a desarrollar tu carrera profesional y encontrar tu próxima gran oportunidad. Ponte en contacto con nosotros
¿Ya estás registrado? Sigue en register.lhh.com. Visita el sitio